escenarios.uy

Switch to desktop Register Login

Entre la poesía y el canto

Entre la poesía y el canto
Enero Giovanna Inchausti apareció en mi vida, a través de su maestra de primer año, María Lucía Costa Cabrera, que la sigue recordando a pesar del tiempo transcurrido. El encuentro de  Giovanna y Lucía fue en una escuela de la ciudad de Treinta y Tres.
El de Lucía conmigo, en un ómnibus. El de Giovanna conmigo, a través de facebook.
  
La vida es una sucesión de hechos que, muchas veces, no sabemos hacia dónde nos conducen. Esta reflexión nació el día que pude armar el rompecabezas que comencé en un viaje por tierras brasileñas. El ómnibus se desplazaba veloz hacia Termas de Gravatal, en Santa Catarina, Brasil. Desde Chui, lugar donde ascendimos, apenas nos habíamos saludado. Correspondía, porque serían muchos los días que compartiríamos. Subimos. La noche del mes de mayo era oscura. Apenas pasamos los trámites de la oficina de migraciones, comenzaron las presentaciones formales, guiados por Sonia, guía y organizadora del viaje. Así fueron surgiendo lugares: Chui, Chuy, Barra do Chui, Lascano, La Paloma, Treinta y Tres,…
Cuando llegó el turno a una mujer mayor (como la mayoría), baja, de voz fina, alegre y de pelo rubio escaso, nos enteramos de que era maestra jubilada. No era la única jubilada ni la única docente. De inmediato surgió el intercambio de comentarios y/o preguntas, para un lado y para otro. Una de esas preguntas dirigidas a nosotros, fue:
-¿Conocen a una chica de apellido Inchausti que vive en La Paloma, y que  escribe poemas y canta?
-No.
-Les pregunto porque fui maestra de una chica con ese apellido que sé que es de Rocha y que vive ahí.
-Solo conocemos a una colega nuestra, Norma, que ya está jubilada.
-Yo fui su maestra en primer año, y siempre la recuerdo. Bueno, como recuerdo a todos mis alumnos.
Los meses fueron pasando. Después de un viaje magnífico, por los lugares visitados y por la calidad de las personas que nos acompañaron, nos despedimos en Chiu, intercambiando correos, lo que permitió que la comunicación entre algunos continuara. Uno de esos casos, fue el de Lucía. Entre un comentario, o un tema subido a facebbok, apareció el siete de diciembre una grabación. Solo con un click comencé a deleitarme con una voz atildada, potente, que me condujo por caminos de bienestar. De inmediato, la tecnología me permitió ponerme en contacto con Giovanna Inchausti, la alumna de Lucía, hoy mujer, poeta y cantante. Solo fue necesario preparar un cuestionario, para comenzar a saber algo de esa chica, con raíces rochenses:
*Lucía, tu maestra de primer año, comentó que escribías poemas. ¿Lo sigues haciendo?
Si, Maria Lucia, mi maestra preferida. Ella fue mi maestra de primer año de escuela, en Montevideo, la Escuela 137, Maria Noya. Yo nací en realidad en Montevideo. A los 16 años me vine a vivir a La Paloma-Rocha, aunque siempre venía todos  los años a visitar a mis abuelos paternos y a veranear. Después de terminar el liceo aquí volví a Montevideo y regresé a Rocha en el año 2009 y desde ese momento hasta la fecha vivo aquí, en La Paloma.
Escribo desde los seis años de edad. Mi padre, Roberto Inchausti, era un poeta nacido aquí en Rocha-Castillos. Él me estimuló a escribir, al igual que mi maestra que leía mis escritos a la salida de la escuela. Se los leía a los padres de mis compañeros.
Seguí escribiendo hasta ahora. A los 26 años le puse por primera vez música a algunas de las cosas que escribía. Desde allí compongo canciones y también sigo escribiendo poesía…la mayoría, prosa poética, pensamientos, reflexiones, etc.
*¿Podrías compartir uno con los lectores de escenarios.uy?
Si solo fuera eso...
Han vuelto la obscuridad, la luna, las sombras, las diosas
Sonámbulo encuentro embestido por el tiempo
Islotes de piropos arrancados con los dedos
Bodegas, viñetas, efervescencia de las penas,
Tempestades que contra todos los templos
retumban las campanas de hambre, de sed y de miedo.
¿Amor u odio? Corazón o cerebro?
Contestar lo incontestable
Son parte de una misma figura, dos vértices opuestos.
Si solo fuera eso,
Te regalo las moléculas que están en mi cuerpo
insospechadas por los átomos,
que inmensos se ven al espejo
y superiores se creen por ello.
Llegaremos algún segundo
a pronunciar mil veces sesos,
sin usarlos al decirlo,
¡sin un porque ni un para aquello!

En la inmensidad del mar

En la inmensidad del mar me pierdo;
un poco más acá estoy yo con mis recuerdos,
miro el horizonte y parece tan eterno.
¿Que habrá más allá del pasado y el futuro tan incierto?
Creo volar como gaviota y me elevo,
siento el viento en mi cara y en mi pecho.
Corre la arena y se enreda en mi pelo,
las algas vienen a contarme sus secretos,
los peces saltan tan felices, tan contentos
y los cangrejos muy enojados caminan de lado
mostrando sus pinzas bien afiladas, provocando.
¡Hay tantas huellas y tantos caminos!
¡¿Cuál será el tuyo?!
¡¿Cuál será el mio?!
Tal vez ese cielo tan hermoso que ahora observo,
sea un paisaje de algún gigante que adora el arte
y pinta este cielo, el mar, las gaviotas, el sol, la arena
las algas, los peces, los cangrejos… Me pinta a mí,
pinta las huellas, pinta el viento, el horizonte, la marea;
te pinta a ti, pinta el mundo, los planetas, la luna
¡¡y hasta el universo entero!!
¡¿Seremos la obra de algún gigante artista
que pinta tan hermoso todo lo que sentimos,
lo que vivimos, todo lo que olemos, lo que vemos?!
*¿Qué formación literaria has tenido? Me refiero a cursos, talleres, encuentros, lecturas.
No he tenido ninguna formación literaria, solamente algún encuentro con gente del grupo literario “diálogo”, del que fue uno de los pioneros mi padre hace muchos años y su directora o presidenta sigue siendo Shirley Cotto.
También cuando niña fui a varias reuniones de A.E.D.I. en Montevideo, donde mi padre asistía muy seguido y llegó a publicar junto otros escritores del interior algunas de sus poesías.
*¿Has podido publicar algo?
No. Intenté en una oportunidad  publicar las poesías de mi padre y las mías, pero esa editorial al final no hizo nada, no cumplió con lo pactado.
*Sobre el otro aspecto que a mí en especial me cautivó: la voz, ¿cómo llegaste a ser cantante?
Muchas gracias…comencé a cantar en los coros de la intendencia y el Tump, en Montevideo a los 19 años; también estudié algo de guitarra y canto a esa edad con el profesor Julián Techera. los coros que integré fueron “Vivir cantando”, del músico y profesor Javier Cabrera y el coro “Fraternidad”, del profesor Benjamín Medina.
Estudié canto en un corto período en la Escuela Nacional de Declamación. Llegué a quedar seleccionada en el Coro Municipal, pero por problemas personales no pude asistir y nunca llegué a cantar en él, lamentablemente.
*¿Tuviste formación en canto?
Bueno, la formación en canto en realidad fue la que ya comenté. También, gracias a mi madre, Teresita Ferreira, que era cantante de folclore en Melo-Cerro Largo, es que llegué a cantar; ella me ha ayudado mucho y es mi referente, junio con mi padre, poeta que falleció a los 42 años de edad en el año 1994, pero que dejó muchas poesías  hermosas para disfrutar y también un legado que amo.
Participé en carnaval en Montevideo. Allí aprendí mucho, me encantó y conocí a mucha gente linda. Salí unos años, hasta que me vine para Rocha; el primer año que salí fue el 2003 con la revista “Milenio” (Mario Ríos). Allí fui corista y también actué en alguna oportunidad (estudié teatro en la Casa de la Mujer, en Montevideo). Después salí en el año 2005 con la comparsa “Serenata Africana”. Allí también fui corista y actué. En el año 2006 salí con “Tronar de Tambores” (Canela), donde por primera vez canté como solista un milongón. Después, en el año 2008 salí con la comparsa “Senegal” donde canté la presentación junto a otros compañeros y canté una canción hermosa, hecha por mi amigo y artista, Fernando Tenaza González (se van cantando, en homenaje a los tamborileros fallecidos). Muy buenos compañeros, una hermosa familia de carnaval. Por último, en el año 2009 dimos con Senegal la prueba de admisión, pero lamentablemente quedamos fuera; fue entonces que me llamaron del grupo humorista de Santa Rosa-Canelones: “Tus Platis”, para hacer carnaval allí. Muy linda experiencia, hermosa gente muy talentosa. Canté y actué; fuimos a concursar a Florida a un encuentro de humoristas donde nos sacamos el tercer premio y tres menciones; entre ellas al espectáculo más reidero y yo saqué una mención a la mejor voz del certamen.
*Cuéntanos sobre ese proyecto discográfico, donde aparecerás junto a otros cantantes.
El proyecto comenzó aquí este año, por junio o julio, cuando me llamó Néstor de la Llana, director del centro cultural María Élida Marquizo. Él me invitó a participar en el centro cultural con mis canciones. Tenía una hora de actuación y se me ocurrió invitar a mucha gente que conocí, que cantan muy bien, la mayoría no son conocidos, como yo, y muchos de ellos muy jóvenes. solamente  habían cantado en reuniones  familiares.
Invité a Fernando Díaz y su banda, que actuó en segundo lugar dentro de la hora estipulada; él también me acompañó con guitarra en varios temas; otros me acompañé yo con guitarra criolla; también recitamos todos, a cada uno le escribí algo que los representaba. El espectáculo en su totalidad se llamó “Juntos somos más”, y el nuestro en particular lo llamé “Ensalada de frutas”, por eso el nombre del grupo es ese.
Recientemente grabamos un disco en la Usina Cultural de Castillos (músico: Schubert Rodríguez-camarógrafo: Eduardo Pereyra), donde la ensalada de frutas creció gracias a artistas invitados como José Toscanini (cantautor de folclore que vive aquí) y al tenor melódico Gonzalo Vallarino (cantautor de montevideo), también los ya integrantes de la ensalada: Magdalena Fajardo (cantante), que es acompañada con guitarra por su hijo de 12 años de edad, Gabriel Cortés; Ana Paula Silvera (cantante), Claudia Silva (cantante) y quien les escribe (cantautora). No pudo participar nuestra compañera Jessica Martínez (cantante), que estaba embarazada. Otros compañeros dejaron la ensalada y quedamos con pena de que no participaran.
Mi idea es que se conozcan, que se escuchen los talentos que hay aquí en Rocha, que son hermosos y hay mucha gente que no ha escuchado aún y que merecen ser escuchadas.
*Para comenzar a tener una idea sobre tu persona, me parece suficiente, aunque puedes agregar acá todo lo que desees.
Yo soy una persona luchadora, siempre estoy luchando por los demás.
En este país, muchas veces se hace difícil hacer lo que a uno le gusta y más porque el uruguayo es un ser sensible y sencillo, pero generalmente no presta la atención adecuada a sus compatriotas en cuanto al arte se refiere; es de mirar y admirar lo que está afuera, sin saber que aquí dentro tenemos artistas impresionantes y que valen mucho.
Le estaré eternamente agradecida a mi Maestra María Lucía, de primer año, que me estimuló, me inspiró, me ayudó, me dio un empujón para que escribiera y lo siguiera haciendo hasta el día de hoy; ella me dio las alas para volar. Una excelente maestra y una persona increíble. Gracias, eternas. gracias a mi maestra preferida!!!!

Aquí les dejo algunos de los poemas que hice de pequeña:
VIOLETAVIOLETA
LA MAS LINDA
LA MAS POETA
LA QUE SIEMPRE 
ESTA EN LA PUERTA
VIDA MIA
SOY TU ESTRELLA.

HOY MI CUADERNO ROJO TIENE LETRAS DE AMOR
Y CON UN SUAVE SILBIDO
QUEDO HECHO UNA FLOR
Y EN SUS PETALOS LLEVABA
LAS LETRAS QUE ESCRIBI HOY!

Para que esta entrevista esté completa, me gustaría que nos enviaras  algunas fotografías, que siempre son necesarias para completar el acercamiento a alguien.
Muchas gracias.
                                    Wilson Rodríguez Rodríguez