escenarios.uy

Switch to desktop Register Login

Derechos Humanos y Educación

Derechos Humanos y Educación
Enero Los Derechos Humanos, un tema siempre presente en la agenda educativa. ¿Siempre presente en la educación? Cuanto más leemos y oímos sobre derechos humanos y educación, más nos sentimos desorientados.

  María Verónica Amaral Bertone (*).
Son motivo de grandes discursos políticos, se enseñan en la escuela, pero ¿hemos avanzado en su cumplimiento? ¿Quiénes abordan el tema? ¿Qué autoridad moral tienen para abordarlo? (Por ende, ¿con qué autoridad moral lo voy a abordar yo hoy?)
Lo voy a abordar porque es un tema que he estudiado durante muchos años, pero además porque voy a tomar como base la obra de autores que son referentes en educación nacional e internacional.
Fundamentalmente me basaré en el pensamiento del maestro Miguel Soler Roca, a quien tuve el privilegio de conocer en mi recorrido por la carrera docente. A sus 90 años, sigue siendo un educador creativo y un educador-educando activo, que cuando habla con autoridad moral sobre su público, uno la siente en su sinceridad, en su reconocer que hay temas de los que no habla porque no sabe. O, mejor dicho, porque siente que no tiene la experiencia debida para hablar de ellos a quienes tomarán su palabra como la de un experto. Por ejemplo, en reunión con alumnos de Formación Docente y ante el requerimiento de su opinión sobre la violencia en la escuela, contestó humildemente: “No sé, la escuela en que yo enseñé no era violenta en ninguna de las formas que hoy viven los alumnos y Uds. Sólo sé lo que otros dicen, así que no puedo dar una opinión propia”.  
Con esa actitud de sinceridad y pleno conocimiento, es que aborda con frecuencia el tema que hoy nos ocupa, tema que sí ha estado  permanentemente dentro de sus preocupaciones teóricas y su experiencia en educación. Recomiendo especialmente la lectura de la ponencia  del Mtro Soler: “La educación y los Derechos Humanos”, leída en el Paraninfo de la Universidad de la República en la sesión del 7 de noviembre de 2013 como aporte al “Congreso de Extensión de la AUGM” y disponible en la red. [i]Algunos de los conceptos que allí expone son:
Educación y DDHH constituyen un binomio conceptual indisoluble. Luego de la Declaración Universal de 1948 en las Naciones Unidas, “nadie podrá educar a nadie prescindiendo de este marco universal”. A su vez “…es esencial que los DDHH sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.
El derecho a la educación es altamente vulnerable, sobre todo teniendo en cuenta el escenario político, económico y social de Uruguay en los últimos  cincuenta años. Los educadores debemos …”seguir reconstruyendo, con imaginación y sin nostalgia, la confianza que tuvimos hasta mediados del siglo pasado en el sistema educativo y en sus trabajadores….”
Los derechos de los educadores son esenciales para “respirar un aire de libertad” y así poder trabajar en la formación de personalidades libres. La ley de Educación actual no define con claridad tales derechos, pero las normativas internacionales que nuestro país suscribe, destacan que para que la educación inculque un profundo respeto por los DDHH, es perentorio que los educadores “disfruten de una situación justa y que la profesión goce del respeto público que merece. Las organizaciones del personal docente deberían participar en la elaboración de la política docente y en la organización escolar”,  así como también son imprescindibles un presupuesto adecuado y salarios dignos.
Las “Obligaciones del personal docente” serán esforzarse por alcanzar los más altos niveles posibles en todas sus actividades profesionales y tratar de cooperar plenamente con las autoridades, “en interés de los alumnos, de la enseñanza y de la sociedad”. Avanzar hacia una educación de calidad no es solo tarea del Gobierno sino de la sociedad uruguaya entera y, muy especialmente, de los directamente involucrados en ella.
Existe una condición dinámica en la relación Educación /DDHH que genera conflictos éticos insoslayables. Algunos son muy evidentes, como el conflicto entre el derecho a la propiedad privada y el interés general de los campesinos; entre el desarrollo científico y técnico y el derecho a la salud de todos (agroquímicos, contaminación de las aguas, etc); el derecho a la satisfacción de las necesidades básicas de todas las personas y la realidad de la imposibilidad de erradicar la pobreza. ¿Cómo debe la educación enfocar estos temas en el aula? ¿Qué injerencia tenemos los educadores en dichos conflictos?
Deberíamos hablar de derechos “universalizantes” más que “universales” ya que no están realmente instaurados, aunque su aplicación tiende a generalizarse.

Finalmente, ¿es posible enseñar los Derechos Humanos? Según Soler, la tarea consiste mucho menos en informar e instruir acerca de ellos, que en lograr que los centros educativos se constituyan en comunidades donde el ejercicio de los DDHH sea vivido, crítica, consciente y responsablemente, tanto por el personal docente como por el alumnado, para constituirse en uno de los componentes fundamentales de su proceso de desarrollo personal y colectivo.

Para terminar, recojo la voz de otro pedagogo famoso: Francesco Tonucci, italiano, contemporáneo, muy conocido por sus caricaturas firmadas con el seudónimo Frato. Preguntado sobre la misión principal de la escuela hoy, responde que la escuela no debe limitarse a enseñar (y agrega: “de hecho, eso ya lo hace la televisión e Internet”) sino que la escuela debe ser el lugar donde se VIVA el ambiente adecuado para aprender a manejar y utilizar bien esa tecnología, donde se trasmita un método de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo, donde la convivencia fomente el respeto por los derechos de todos.

En realidad, ¿qué otro modo de asegurar los derechos humanos existe que no sea el planteado por estos dos pedagogos? Hablar de ellos y embanderarse políticamente en su defensa, no ha dado resultado…. Sin embargo, en mi opinión, si logramos que nuestros niños accedan a un entorno  estimulante en el sentido que señala Tonucci y los educadores nos posicionamos en la postura destacada por el Mtro Soler, habremos hecho mucho a favor de los derechos humanos, porque habremos abierto puertas a una realidad diferente a la actual, una realidad donde podremos decir que la caricatura que acompaña estas líneas es, solamente,  símbolo de un pasado educativo al que no volveremos.




[i] (La Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), creada el 9 de agosto de 1991  está formada por universidades de ArgentinaBoliviaBrasil,ChileParaguay y Uruguay. Sus objetivos son el fortalecimiento y la consolidación de recursos humanos, la investigación científica y tecnológica, la formación continua y la interacción de sus miembros con la sociedad.)


(*) Maestra egresada en 1974. Diversificó la docencia, trabajando en tres áreas de la misma: Educación Primaria (1976 a 2009), Formación Docente (Profesora efectiva por concurso en Ciencias de la Educación, área Pedagógica 1999 a 2009, Directora interina del IFD de Maldonado 2010-2011) y la enseñanza de Inglés en Primaria década del 90 e Instituto Anglo-Uruguayo de 1993 a 2008.