escenarios.uy

Switch to desktop Register Login

La murga y su origen gallego

La murga y su origen gallego
Febrero La murga tuvo su origen en España y la pionera en Uruguay surgió en 1908, se llamaba Gaditana y formaba parte del repertorio que ofrecía la Compañía de Zarzuelas. Al año siguiente una agrupación se autodenominó "Murga La Gaditana que se va", parodiando lo acontecido con los artistas españoles.

 A partir de ese momento la palabra "murga" se empieza a usar para denominar a esos conjuntos que ya existían desde el siglo XIX (y que hasta ese momento eran llamados "mascaradas") fue evolucionando en lo que se refiere a música y letras. Se le añaden elementos del candombe (folclore afrouruguayo,) y posteriormente se enriquecerá con un sinfín de ritmos, básicamente afroamericanos, que adaptados a la batería de murga  adquieren nueva sonoridad. En cuanto a su aspecto teatral, la murga es influenciada por el Carnaval de Venecia y la Comedia del arte, adoptando para sí los personajes de Momo, Pierrot y Colombina como símbolos distintivos (y del carnaval uruguayo en general, tales personajes fueron comunes en los carnavales porteños, rosarinos, cordobeses etc. hasta la primera mitad de siglo XX).
 Luego de la murga Gaditana surgieron otras agrupaciones que adoptaron nombres de gran comicidad como "Don Bochinche y Compañía", "Fórmale el cuento a la vieja", "Tírame la punta del naso", "Domadores de suegras", "Salimos por no quedarnos en casa", "Los peludos terribles", "Amantes al salamín", "Escuela de tiburones" y "Asaltantes con Patente", entre otras.
 

Estas primeras murgas, integradas por seis o siete miembros, cambiaban las letras originales de canciones por otras de tono picaresco y utilizaban instrumentos de viento fabricados con cartón. La murga evolucionó y fue reconocida como una nueva categoría en 1917. El número de componentes fue creciendo un promedio de 20 integrantes y se comenzó a utilizar el bombo, el platillo y el redoblante. Esta innovación fue obra de José "Pepino" Ministeri quien también impuso la vestimenta del director con frac, levita y zapatillas. En la década de 1980 la corriente denominada canto popular le dio nuevos impulsos a la murga.
Aparecieron títulos de gran arraigo popular como La Reina de la Teja y Falta y Resto y se revitalizaron otros como Areca la Cana y Los Diablos Verdes, que prolongaron sus actuaciones a todo el año.

Fuente: www.daecpu.org.uy

Más en esta categoría: « Carnaval Las Llamadas »