escenarios.uy

Switch to desktop Register Login

Carnaval

Carnaval
Febrero El carnaval tiene en este mes un lugar muy especial en nuestra revista por tratarse de una de las manifestaciones populares más importantes. Se cruzan e integran identidades, creencias, modos de vida, diversión, razas y géneros musicales, para generar el "Carnaval". En portada el famoso Carro del Chaná

No es un fenómeno nuevo en el mundo, tiene una rica historia que le ha permitido ser un patrimonio cultural de las naciones donde se realiza, con una evolución marcada por las identidades, por la historia y por la geografía de cada país.

Según el Diccionario de la Real Academia, el término carnaval procede del italiano carnevale, de carne (carne) y levare (quitar). Hace referencia a que es un período anterior a la abstinencia sexual y al ayuno propios de la Cuaresma. De hecho, los grandes banquetes eran propios de los carnavales europeos en la Edad Media. Por ejemplo, en 1583, en Koenigsberg (actual Kaliningrado), los carniceros llevaron en procesión 440 libras de salchichas en el Carnaval. Por otra parte, estudios históricos demuestran que en Francia, la temporada del Carnaval producía más concepciones que cualquier otro período del año.

El carnaval de Venecia con sus máscaras cobró esplendor sobre todo a partir del siglo XVII. Las máscaras permitían dejar a un lado distinciones sociales, y la nobleza se disfrazaba para salir a mezclarse con el pueblo. En el año 1797 Napoleón Bonaparte derogó los festejos de carnaval, que fueron restablecidos recién en 1979 de forma oficial.

Historia del carnaval
La importación, desde España, de algunas prácticas por parte de los primeros pobladores de la ciudad de Montevideo, dieron origen a los festejos de carnaval. Es posible que en el año 1760, las primeras prácticas populares de manifestación carnavalesca consistían en tirarse con huevos frescos o vaciados y rellenados con agua, a semejanza del carnaval medieval Europeo. Los sucesivos intentos oficiales de "racionalizar" las prácticas de carnaval comenzaron ya a fines del siglo XVIII, donde se puso fin a estos festejos generalizados, privilegiando las representaciones artísticas que ya en esa época habían pasado a ocupar el centro de atención del público montevideano. La progresiva institucionalización y manejo oficial del carnaval, sustituyendo las prácticas de carácter espontáneo imperantes durante todo el siglo pasado. La población montevideana a fines del siglo XIX estaba caracterizada por dos rasgos sobresalientes que incidían directamente en sus formas culturales: "la temprana urbanización y europeización de hábitos y mentalidades a través de la inmigración". En este contexto terminan por imponerse los modelos europeos de festejos de carnaval.


Un clásico "La Escuelita del Crimen" en 1939

Los Diablos Verdes con su vigencia y protagonismo desde 1939 (ver nota relacionada)


La inclusión de las vedette en las comparsas han generado verdaderos personajes, como es el caso de Rosa Luna.

En Uruguay
es una fiesta popular de carácter nacional que se realiza todos los años entre mediados de enero y finales de febrero y combina festividades tanto de origen europeo como africano. Se destaca entre otra cosas por considerarse el carnaval más largo del mundo, con aproximadamente treinta y cinco días de duración. En Montevideo, la capital del país, se cuenta inclusive con un Museo del Carnaval. Se estima que el carnaval uruguayo, en tan solo ocho semanas, vende más entradas en este país que todos los demás espectáculos tanto deportivos como culturales juntos, incluyendo el fútbol, el deporte nacional y el más popular. En el 2007 se declaró al Carnaval como de Interés Nacional y se lo considera como la máxima fiesta popular.
En su origen se distinguía claramente el carnaval de Montevideo con el del interior. Las Llamadas y los concursos le dieron al carnaval montevideano una marcada identidad no sólo en sus manifestaciones sino también en su volumen. La incorporación de artistas de muchas disciplinas, la forma de manejar los tablados y el concurso anual lo profesionalizó, lográndose un gran nivel artístico. En los últimos tiempos se ha extendido al resto del país, teniendo para nosotros un papel decisivo la creación de comparsas en todos los pueblos y ciudades. En la frontera han surgido manifestaciones con marcada influencia de Brasil, como son los Carnavales de Rivera, de Chuy y de Artigas. La importancia lo ha llevado a ser un evento de interés turístico, recibiéndose vsitantes de todo el mundo que vienen a vivir el fenómeno "Carnaval", es por ello que ha tenido también un creciente desarrollo el carnaval del litoral y en el este el Carnaval de La Pedrera y el de la Ciudad de San Carlos.

CMG