escenarios.uy

Switch to desktop Register Login

Carlos Páez Vilaró

Carlos Páez Vilaró
Marzo Se fue un grande de la cultura uruguaya, un artista polifacético que además de su importante obra dejó su referencia. Dejó a las generaciones jóvenes el ejemplo de cómo un talento creativo puede triunfar utilizando las propias condiciones del ser humano: participar, emprender, planificar, trabajar y soñar.
Su carrera artística se fue edificando de la misma manera que su "Casapueblo". Al borde del barranco, con una estética singular, poco a poco y con mucho trabajo, con sus manos y ayudado por sus amigos; para que fuera disfrutado por todos los que tengan la sensibilidad imprescindible para entender sus soles.

Cuando comenzamos a dar forma a Escenarios.uy uno de los reportajes que pensamos imprescindbles era Páez Vilaro. Por la importancia de su obra  y por ser un artista de la región que desde su Maldonado, desde su Casapueblo ponía a la región en el mundo. No se nos dio la oportunidad y no nos apurámos, parercía que estaría siempre esperandonos entre soles y tamboriles.
En estos días se ha dicho y escrito muy buenas cosas de Don Carlos, elegimos una editorial de Darío Queirolo, director de Pasaporte News que compartimos con nuestros  lectores:

"Que tarro tenemos los uruguayos!!

Martes, 25 de Febrero de 2014 19:51
¿Que posibilidades tiene un país de solo 3 millones de personas de contar con una personalidad como Carlos Páez Vilaró?. Es que en un país pequeño como Uruguay esa clase de genios aparece 3 o 4 veces por siglo, cuando mucho. Y si además buscamos que a la genialidad se sume un don de humanidad extraordinaria, entonces las posibilidades se reducen a uno o dos, con suerte.
Se me ocurre Mario Benedetti en Uruguay, Quinquela Martin en Argentina o Gaudí en Cataluña, como geniales personajes del siglo XX similares a Páez Vilaró, despojados de la más mínima vanidad, y dotados de una generosidad tan grande como la gigante capacidad que han tenido para crear obras inmortales, destinadas a generar asombro, alegría, emoción, y enseñanza.
Leer un poema de Benedetti, caminar el Museo de Quinquela Martin en la Boca, la Sagrada Familia en Barcelona, o Casapueblo en Punta Ballena es un regalo al alma.
Si tendremos tarro los uruguayos, que mientras a los argentinos Quinquela los acompañó 87 años y Gaudí a los catalanes solo 74, a nosotros Benedetti y Páez Vilaró nos acompañaron y enriquecieron 88 y 90 años respectivamente.
No hay nada que hacer, somos muy afortunados.
Que en paz descanse Maestro. Ahora desde allá arriba, siga pintando las nubes, la Luna y el Sol, que Usted sabe muy bien cómo hacerlo."

Dario Queirolo       http://pasaportenews.com/profesionales/2479-carlos-paez-vilaro-y-pasaporte-uruguay